Opción Obrera es la sección venezolana de la CRCI (Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional)

Propulsamos el desarrollo de una política proletaria al seno de los trabajadores tras su independencia de clase y una organización de lucha para su liberación de la explotación e instaurar El Gobierno de los Trabajadores, primer paso hacia el socialismo.

Ante la bancarrota capitalista mundial nuestra propuesta es que:


¡¡LOS CAPITALISTAS DEBEN PAGAR LA CRISIS!
¡LOS TRABAJADORES DEBEN TOMAR EL PODER!



Comunícate con nosotros por los siguientes buzones de correo:

info@opcionobrera.org
opcionobrera@yahoo.com
opcionobrera@hotmail.com





domingo, 28 de agosto de 2011

LA OPCIÓN ES OBRERA

Prensa Opción Obrera 21 Junio - Julio - Agosto 2011

Editorial
LA OPCIÓN ES OBRERA
El capitalismo a escala global está hundido en la peor crisis de su historia.

Los gobiernos de la Unión Europea y de USA, el corazón del capitalismo, mientras imponen sus rescates al capital financiero están aplicando políticas de recortes presupuestarios, reducción de los gastos sociales e incumplimiento de los derechos laborales con los cuales intenta solventar su crisis mas profunda, pero la situación se ha desbordado generando una reguera de rebeliones por el estado de quiebra de los países y se han generando hasta revoluciones como las que están sucediendo en el norte de Africa y en el Medio Oriente, protestas como las del movimiento M 15 (los indignados) en España, Gran Bretaña, Chile y una ola de huelgas como sucede en Grecia. Todo eso, sin embargo, resulta insuficiente.

La única forma de salir de la crisis es que los trabajadores confronten las exigencias del poder financiero.

Mientras los estados utilizan los dineros públicos y van al endeudamiento para rescatar a los capitalistas, la factura la tienen que pagar los trabajadores a quienes se les incrementan los impuestos, se les recorta el salario, se tercerizan como contratados o cooperativas, se les aumenta los años para jubilarse, recurren a los despidos y al cierre de la empresas antes de sentarse a discutir convenios colectivos.

En América Latina los llamados gobiernos progresistas y “socialistas” siguen operando bajo el marco capitalista, revolución “pacifica” es decir no incomodar al capital, democracia electoral. Todo esto es algo que va mucho más allá de votar cada cuatro o cinco o siete años en comicios desde municipales hasta presidenciales.

También en nuestro país promueven la confusión, hablan sobre una utopía o un sueño como alternativa, mientras las cosas van de mal en peor para la inmensa mayoría de los venezolanos.
Suceden inclusive cosas inéditas como soberbiamente negarse a discutir el convenio colectivo alegando el carácter de sindicatos ilegítimos como en los ministerios, o desviarla con el mal llamado control obrero en Guayana. Desde PDVSA hasta los gobiernos regionales son actores principales de esta política antiobrera.

La satisfacción real e integral de las aspiraciones populares exige la toma del poder por los trabajadores.

La revolución social en general, y mucho más la proletaria, no puede ser emprendida sin una conciencia de ese carácter, la que se traduce en un programa. Pueden haber motines y rebeliones, y los hay con extraordinaria frecuencia cuando una determinada organización social entra en su fase de decadencia. Pero una revolución que sea capaz de poner fin a la dominación y explotación sociales, es imposible sin un programa y sin una organización”. Tesis Programáticas de la Coordinadora por la Refundación de la IV internacional – CRCI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada