Opción Obrera es la sección venezolana de la CRCI (Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional)

Propulsamos el desarrollo de una política proletaria al seno de los trabajadores tras su independencia de clase y una organización de lucha para su liberación de la explotación e instaurar El Gobierno de los Trabajadores, primer paso hacia el socialismo.

Ante la bancarrota capitalista mundial nuestra propuesta es que:


¡¡LOS CAPITALISTAS DEBEN PAGAR LA CRISIS!
¡LOS TRABAJADORES DEBEN TOMAR EL PODER!



Comunícate con nosotros por los siguientes buzones de correo:

info@opcionobrera.org
opcionobrera@yahoo.com
opcionobrera@hotmail.com





martes, 13 de noviembre de 2018

Se funda la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela


Se funda la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela 



La intersectorial de trabajadores de Venezuela, si bien agrupa direcciones sindicales, se rebaja y prefiere definirse, según un vocero de ellos, como movimientista. A la convocatoria al Aula Magna de la UCV, el 8 de noviembre del 2018,  atendieron al llamado casi en un 100 % trabajadores del sector público, nada desdeñables por la cantidad e importancia de las empresas Estatales, también asistieron estudiantes de la UCV sin embargo, los trabajadores del sector privado todavía están al margen.

La dirección de esa intersectorial está representada en más de un 90%  por directivos sindicales vinculados a los partidos de la derecha tradicional, en oposición al gobierno, cuyo fin es asumir un gobierno de derecha privatizador y pro imperialista, es decir enemigo de los trabajadores. 

El descontento o la furia de los trabajadores a la política antiobrera del gobierno de imponer una violación a la vigencia de los convenios colectivos es expresada parcialmente por la recién fundada Intersectorial ITV, producto de la ausencia de una alternativa por la izquierda

El 7 de noviembre en la Asociación de Profesores de la UCV, se realizaron 3 mesas de trabajo, divididas en programa, plan de acción y organización, luego culminó en una plenaria para presentar los tres puntos previo a la actividad de impacto mediático  en el Aula Magna. En ese acto se leyó una proclama, que parte correctamente de luchar por el cumplimiento de la contratación colectiva, clamor nacional y unitario de los trabajadores, el cual reivindicamos y apoyamos, pero en la vía de construir un frente de trabajadores autónomo y con independencia de clase, que exprese la vía a un gobierno de los trabajadores

Un punto destacable es la participación de la izquierda, casi toda la que se reclama trotskysta, que vivió por varios años cómodamente del gobierno y luego se excluyó cuando entró la economía y el presupuesto del gobierno en crisis, y como siempre se adapta  a su medio, esta vez convive con la derecha que tiene como objetivo la salida de Maduro o el llamado cambio, pero no para sustituirlo por un gobierno de los trabajadores sino para que gobiernen los partidos de la derecha subordinados al imperialismo. Esta izquierda  no los combate contundentemente, solo hacen ejercicio fraterno, sobre todo con la repodrida burocracia sindical sobreviviente de la CTV  y de algunos viejos aparatos socialcristianos  autofecundados, en alianzas como Fadess o la UASG. 

Oswaldo Ramirez
 

miércoles, 7 de noviembre de 2018

¿Puede haber un gobierno obrero en Venezuela?

¿Puede haber un gobierno obrero en Venezuela?      


   
Lo primero que hay que decir es que, sin un gobierno de los trabajadores, ninguna de las vías para resucitar un país destruido busca el beneficio del trabajador y peor aún, será a costa de mayores sacrificios y más hambre para los trabajadores, como si ya no es suficiente. 
Todos los planes, por más diversos que sean son ataques contra los trabajadores para salvar a los patrones, comerciantes, banqueros. Es probable que no lo logren y al fracasar, ocasionarán nuevos sacrificios para el país. 
Nadie vendrá a solucionar los problemas a los que producen en el país, es decir los trabajadores. Para ellos reactivar la economía es mediante la super explotación de la clase obrera 
Venimos de un período  donde la banca nunca dejó de ganar en los últimos 20 años, y los industriales se llevaron miles de millones de dólares y ahora cuando arruinaron al país, es un exabrupto que de nuevo se enriquezcan con nuestro trabajo y nuestra producción. 
Nuevamente necesitan recursos y es el Estado quien debe proporcionárselos, pero como esto no sale del sombrero de un mago, saldrá de los mayores sacrificios, más entrega de nuestros recursos, más endeudamiento, mayor destrucción del país como están haciendo en el escudo guayanés a través de la minería. 
Cualquier gobierno, no el de los trabajadores, sea el de Maduro, u otro del gusto o deseo de los antimaduristas se proponen liberar el control de cambio y de precios, cada cual, a su manera para beneficiarse, pero ninguno liberará los salarios, por el contrario, regulará los salarios al mínimo que les permita salir, a ellos, de su atolladero y tienen al Estado para que imponga su plan de la nación, con un presupuesto con sus respectivos gastos, inversiones, pagos y endeudamiento con base a sus intereses. 
Desde el punto de vista de los trabajadores, todo plan de ese calibre debe ser rechazado y combatido, proponiendo otro plan alternativo y antagónico. 
Todo renacimiento real como primer paso aunque difícil, es volver a producir, pero nuestras manos, nuestros brazos, nuestros sentidos están intactos y listos para producir, quizá la “barriga” algo golpeada por falta de alimentos. Se necesitarán los otros recursos, que están escasos o ausentes. ¿Cuál es el otro componente necesario? El capital propio de una sociedad capitalista como la que aún tenemos.  Importante destacar es que todos esos los recursos los proveen, los producen los trabajadores de otras áreas, otras regiones, otros países son según el caso, ora las materias primas, maquinarias, repuestos, insumos, energía, que se obtienen con dinero, es decir se compran, en resumen, hacen falta esos recursos o dicho de otra forma hace falta capital, el cual el gobierno no tiene, inclusive tampoco muchos capitalistas, debido a la crisis, pero los recursos existen. 
Un gobierno obrero utilizaría los recursos de que dispusiera, directamente en beneficio del país, vale decir en beneficio de los trabajadores, o en el caso del capital como expresión de los recursos en manos de los explotadores de la banca y de los patronos si se negasen a disponerlo en razón de producir para el país, capital que se niegue, recordemos en bien del país, habría que expropiarlo, confiscándolos sin indemnización, no como las anteriores donde lo que se hizo fue comprarle a los capitalistas por encima de su valor sus medios de producción para entregárselas a una dirigencia burocratizada controlada por el gobierno y no a quienes históricamente producen, la clase trabajadora.
A los trabajadores se les alecciona que es imposible establecer un gobierno de trabajadores, porque siempre habrá explotación, y se considera natural pisotearlos, y ven inconcebible trabajar sin explotación, otra visión algo “superadora” dicen que es posible tener un gobierno de los trabajadores pero solo allí será posible la no explotación y mientras tanto solo es posible alcanzar algo de los del gobierno de turno y de los explotadores.
En el método aleccionador está la coerción, se domestica y sirve de ejemplo para otros con la inspectoría del trabajo,  para “hacer” parecer natural la explotación con todos sus abusos hasta llegar a los salarios de hambre y el desempleo, si no es suficiente tiene las fuerzas del orden el SEBIN, la Guardia Nacional o los colectivos, para “hacerlos” entrar en carril o castigarlos
La ruina del país, representada en la hiperinflación y la parálisis de la actividad productiva es respondida, para intentar salir del desastre, con una política de Estado a través del gobierno y sus instituciones  sobre todo a través del ministerio del trabajo y su central sindical la CBST imponiendo un tope a través de unas tablas salariales que no llegan ni a tres salarios mínimos legales, todo esto está lejos, por debajo, de los 50 dólares mensuales, para las clasificaciones mejor remuneradas. Esto es lo que ofrecen a las inversionistas extranjeras, en especial a las chinas y confirma la naturaleza reaccionaria y antiobrera del gobierno y todos sus aliados del GPP, que le cubren por la izquierda lo que por la derecha es el entrelazamiento del Estado con los militares como ente político.
La necesidad de enfrentar esta situación de excepción con una caracterización correcta es evidente, en especial a partir del derrumbe político y económico del gobierno que se defiende del modo más infame y corrupto. 
Todo este escenario aquí señalado se agudiza cada vez más, lo cual plantea la necesidad de una respuesta obrera y popular para hacer frente a dicha ofensiva y derrotarla.
Lo primero, es restituir los acuerdos salariales mediante la contratación colectiva, sus descripciones de cargos y sus incidencias progresivas para todos los trabajadores cuyo objetivo es alcanzar un salario mínimo vital, el cual debe cubrir las necesidades de la cesta básica familiar, con este fin se debe derrotar al enemigo número uno de toda la clase obrera venezolana,  la burocracia sindical de la CBST
Pero eso no basta, es inaplazable levantar un programa integral de salida de los trabajadores frente a la crisis nacional, de lo contrario, el capital financiero en crisis desesperada solo quiere exprimir a Venezuela, su objetivo no es producir, debemos oponer a esto el programa de los trabajadores el cual debe apuntar a un plan de obras públicas urgentes dirigido y controlado por los trabajadores democráticamente, el no pago de la deuda externa, la nacionalización de la banca y el comercio exterior, la eliminación de los impuestos al consumo y su reemplazo por tributos progresivos sobre el capital, la nacionalización de toda empresa estratégica, todo bajo el control obrero autentico, democrático y revocable, sobre todo en las empresas de servicio distribución de gas, suministro de agua potable, energía eléctrica, telefónica, gasolina, el mantenimiento de la vías y  un plan urgente para darle solución al transporte nacional, estadal, municipal, además de combatir la corrupción y la impunidad.
Un revocatorio a todos los diputados de la ANC y su política criminal redactando una constitución que por un lado no solo exime las atrocidades que comete el gobierno, sino que las justifica y las acomoda a fin de que los chinos y los rusos sean complacidos en sus condiciones para explotar el país. 
El empeño que se vive en la calle da cuenta de un movimiento que no está derrotado, es necesario un congreso de delegados de sindicatos combativos para acometer un plan de lucha de la clase obrera venezolana. 
Este programa debe concluir con el planteamiento estratégico del gobierno de los trabajadores, porque sólo él puede llevar adelante un plan económico y político para que la crisis la paguen los capitalistas. 

José Capitán 

miércoles, 31 de octubre de 2018

El Lock out ilegal de IDESA FUNDIMECA


El Lock  out ilegal de IDESA FUNDIMECA


Rueda de Prensa al frente de las instalaciones de  ventiladores FM 




Esta planta cerrada desde Enero de  este año,  de manera abrupta   e   ilegal   por  parte del patrón,  dejando  a  320 trabajadores,  en   la calle,  sin  pago alguno, ya tienen   10 meses sin ninguna relación laboral, el estado representado por los organismos correspondientes como son el ministerio  del   trabajo, el ministerio de economía,  la gobernación    de Carabobo, la    Asamblea  legislativa,  la ANC   a  través de varios  constituyentistas   del sector  laboral   de  Carabobo, se han lavado las manos.

Todas estas instituciones en los hechos han permitido que el patrón se salga con la suya, al no corresponder ni con lo salarios las ni tampoco con prestaciones laborales con los compañeros que han aceptado retirarse de esta empresa, debido a las penurias que están pasando.

Esta fábrica es la única que produce ventiladores en el país, este producto es de primera necesidad, y mientras tanto se venden ventiladores importados desde China, con los permisos por parte del gobierno y  el abandono a estos compañeros, alguien permite que salgan divisas con dicha importación, pero no hay divisas para producir en el país.

Los trabajadores siguen en pie de lucha, haciendo las diligencia ante los organismos correspondientes para que la empresa se reactive, esta vez una veintena de sindicatos en nombre de la Plataforma  Laboral Unitaria de Carabobo PLUC se reunieron en las puerta de la empresa para convocar a una marcha este jueves 1 de noviembre de 2018, en reclamo de la violación de la contratación colectiva y los tabuladores de salario y en solidaridad con los trabajadores de FM

Oswaldo Ramírez





PLATAFORMA LABORAL UNITARIA DE CARABOBO PLUC


A todos los Trabajadores de Carabobo a su Comunidad  y al país Nacional

PLATAFORMA LABORAL UNITARIA DE CARABOBO  PLUC



Este documento es resultado de la convergencia de sindicatos y gremios de trabajadores en pie de lucha del estado Carabobo, constituidos como movimiento unitario, cuyo objetivo central es la defensa del salario, de las condiciones de trabajo, del empleo y los contratos colectivos.

Es una estafa, que el salario mínimo recién decretado, pretendan imponerlo por encima de todos los beneficios acordados en convenios colectivos y sustituir, la correspondencia con los tabuladores o tablas salariales, acordados en los Contratos Colectivos. Realmente, es al revés, el salario mínimo es la referencia base para aplicar o calcular todos los beneficios de los convenios y de los tabuladores. Los convenios tienen que ajustarse, el salario vigente con todas sus incidencias, lo cual eleva nuestro salario, esto es lo progresivo, por el contrario, imponer el salario mínimo como lo máximo, mediante la engañifa de una segunda reconversión monetaria, es regresivo, es ilegal, es un exabrupto.  

Todo el entramado, a favor de la utilización de los trabajadores para beneficiar a actores distintos a este, ve como lógico, la defensa de su contabilidad, su estructura de costos, su justificación ante la crisis, presentan soluciones en forma unilateral,  para seguir obteniendo el lucro y  poder,  que es su objetivo, no la producción, ni el bienestar de la población.

Mientras tanto, para nosotros, desde la clase trabajadora, el salario es el medio para poder vivir plenamente, esto quiere decir satisfaciendo todas las necesidades básicas y para poder cubrirlo, no hay ley que se cumpla, aun peor, todo se desmejora, el transporte, el comedor, el derecho a la salud, a la educación, recreación, todos estos derechos adquiridos, conquistados, merecidos, se están perdiendo. 

En diferentes regiones de Venezuela se están dando de manera espontánea respuestas de los trabajadores, ante lo cual, Carabobo no es la excepción y sí, la diferencia, como expresión de la diversidad de actividades económicas, por lo que exigimos soluciones reales; ya que ante la ruina de la economía del país, el gobierno solo ofrece resolverla con bonos o un parche salarial y allí se agotan, al no tener propuestas organizativas independientes y globales ante el empobrecimiento de las regiones, ahora con una falsa declaración de “zonas productivas”.

Propuesta

Unidad para definir una política integral ante los problemas tan graves que sufrimos los trabajadores, comunes a cualquier  sector económico, público o privado, empresa o grupo de empresas, industrial, comercio y servicios en la región y a nivel nacional.  El conjunto de los intereses económicos que administraban el país lo llevó a la ruina, ahora salvar a Venezuela, no es salvar a los que fracasaron, para nosotros es salvar a los trabajadores, el Salario y la Producción son ineludibles y los recursos deben ser dirigidos a eso. 

Unidad para movilizarse en defensa del salario en contra de un paquete de medidas de ajuste macroeconómico cuyo objetivo es aplanar el salario hacia el mínimo legal, desconociendo los alcances soportados en las convenciones colectivas y en los tabuladores de los salarios.

Nuestro objetivo es lograr que nuestro salario cubra la canasta básica familiar;  ademas con los recursos y nuestro trabajo, sustentar la prosperidad para nuestro país, el de los trabajadores, no de quienes especulan y viven de nuestro esfuerzo.

Unidad en contra de la criminalización de toda protesta laboral. Fuera! la represión de nuestras movilizaciones, libertad a todo trabajador imputado o preso por reclamar por sus intereses por su salario y la vida, inclusive, por emitir opinión. 

Unidad en contra de agentes patronales y gobierneros, dentro del movimiento de los trabajadores, la burocracia sindical, que de la peor forma antidemocrática pretende imponerse, contra los trabajadores, en asambleas, acuerdos o leyes anti-obreras, sobre todo, con salarios de miseria, mediante tablas de hambre que cercenan el progreso hacia un salario que cubra la canasta básica familiar.

Unidad en contra de la intervención del RNOS y del CNE en los registros sindicales y en las elecciones sindicales. El marco de regulación para la defensa de nuestros derechos está contenido en los Arts. 19, 89, 91, 95 y 96 de la CRBV. Garantizados como resultado de la ratificación de Convenios Internacionales como la Declaración de la OIT, relativa a los Principios y Derechos fundamentales en el Trabajo de 1998 y adoptada por Venezuela en los Convenios 087, 092, 095 y 122 en los cuales, el salario, forma parte integral en materia de libertad sindical, derecho a la negociación, protección al salario y política de empleo en el sector público y privado.

Unidad con autonomía. La crisis no es generada por nosotros, pero somos nosotros y nuestra familia los más perjudicados. Los que producimos y prestamos los servicios debemos contar con nuestras fuerzas para luchar, con la organización, con nuestros métodos tradicionales desde la asamblea de los trabajadores, pasando por la movilización, la difusión de nuestros problemas, actos públicos ruedas de prensa, la toma u ocupación de espacios hasta resolverlos terminando con una huelga general. 

Nuestro Planteamiento sobre Producción y Salario

Abrir mesas de trabajo para el diálogo, por sectores, que incluyan a todas las empresas y organizaciones laborales públicas y privadas que los comprendan; conformadas, por una comisión de trabajadores, patronos, organismos e instituciones del Estado, que tengan alguna participación o interés legítimo, en esa área y presenten un perfil o proyecto de la empresa u organización laboral, de su oferta;  por otro lado, la demanda de productos, bienes y servicios, regional o nacional, en función de su la cobertura, problemas y dificultades; se determinen sus obstáculos para cumplir su oferta y se les busque solución en un plazo acordado, con seguimiento e información de su avance. Es evidente que la prioridad son las necesidades del país no las ansias de enriquecimiento de los grupos de poder que hundieron la economía y sacaron sus dólares para paraísos fiscales

Razonar, sobre los objetivos a largo plazo  de los bienes de importación y exportación, la inversión de capitales correspondiente por parte de la banca u organismo que aplique; sobre el endeudamiento y junto a todo esto, las cuotas de compromiso para con nosotros los trabajadores, sobre el salario mínimo vital.

Las deudas  que tienen con nosotros, son las que tienen que ser pagadas: contratos vencidos, cláusulas incumplidas, salarios y jubilaciones para satisfacer las necesidades básicas, no para crear miseria. Estricto cumplimiento con la contratación colectiva, los tabuladores y tablas salariales dignas y decentes.

Para el caso venezolano, pesa sobre nuestros hombros, luchar para salir de la precariedad de vida y empobrecimiento, de la población trabajadora formal e informal, privada y pública. Invocamos, la necesidad de implementar la PLUC en pro de la unidad sindical, gremial y de la sociedad en general, a consecuencia de la crisis alimentaria y de atención de salud sin precedentes en la historia y en la cual, nosotros los trabajadores organizados, ofrecemos esta plataforma, y  nuestro compromiso para responder por parte de los trabajadores ante la ruina de la economía del país.

Insistiendo en dar una PLUC, que delimite a este movimiento ejemplar de trabajadores y a su vez, sea un paradigma para los otros intentos que se dan a nivel nacional, inclusive debería ser un llamado a encuentros entre regiones y sectores en lucha cuyo objetivo sería forjar un encuentro nacional con sindicatos combativos para unificar las luchas.  









martes, 25 de septiembre de 2018

OPCIÓN OBRERA ANTE LAS ACCIONES ESPONTANEAS DE TRABAJADORES


OPCIÓN OBRERA ANTE LAS ACCIONES ESPONTANEAS DE TRABAJADORES

En diferentes regiones de Venezuela se están dando de manera espontánea respuestas de los trabajadores ante la ruina de la economía del país, donde los trabajadores son los más afectados. Estas respuestas son episódicas, aisladas, y no tienen un objetivo estratégico sino salir del problema o paliar la situación, que regularmente el gobierno la resuelve con bonos o un parche salarial y allí se agotan, por el lado de la  izquierda no hay propuestas organizativas independientes ante esos acontecimientos, por un lado porque están  comiendo del gobierno  y los otros porque  andan junto a la derecha tradicional que nunca estuvo con los trabajadores,  aquí tampoco tienen nada que ofrecerles. 

En Valencia, con altos y bajos, se materializó a partir de febrero de este año, un tendencia movilizadora de los trabajadores de la zona industrial de este tipo, este hecho espontaneo, planteó una orientación organizativa concretándose el 02 de Marzo una reunión en las áreas de recreación en Ford donde se aprobó darle como nombre MOVIMIENTO AUTÓNOMO INTEGRAL DE TRABAJADORES DEL ESTADO CARABOBO (MAITEC),[1] en la cual participamos en conjunto con FUSBEC, a partir de allí, hemos dado nuestra opinión y  también colaborado para concretar procesos de formación para los trabajadores, teniendo como resultado el curso sindical organizado por profesores de la UC fundamentalmente, aunque fue más amplio, titulado “Acción Sindical en Tiempo de Crisis” en el cual participamos aportando con  sendas exposiciones en los módulos “Los Retos del Movimiento Sindical en el Siglo XXI” y en el de “Salarios”. 

Ahora estamos insistiendo que se dé una mayor consolidación a través de una declaración de principios, que delimite a este movimiento ejemplar de trabajadores y a su vez, sea un paradigma para los otros intentos que se dan a nivel nacional, inclusive debería ser un llamado a encuentros entre regiones y sectores en lucha cuyo objetivo sería forjar un encuentro nacional con sindicatos combativos para unificar las luchas.  

 A continuación, publicamos un proyecto de declaración, en particular propuesto a MAITEC, para su reflexión, pero nuestro fin es que pueda servirles como referencia a los diferentes movimientos a lo largo del país, como parte de un debate en la vía a la consolidación de estos movimientos de lucha de los trabajadores.


[1] En el debate de esa reunión destacamos un pequeño detalle, algunos compañeros denigraban de la influencia política y resaltaban lo meramente reivindicativo, otros compañeros acotaron que este era un movimiento político ya que trascendía el problema reivindicativo y era algo más amplio. Esto deja ver, un pequeño avance en la conciencia de los trabajadores, en nuestra opinión los problemas sindicales se deben afrontar a través de una federación regional sindical y, aunque suene lejano, los movimientos de este tipo no solo el de Carabobo sino de otros estados, deben, ante el alcance y su salida del impase estructural de la economía, dar una respuesta política de los trabajadores que no puede ser otro que emprender la construcción de un partido político de los trabajadores, con su programa de lucha y su objetivo estratégico respecto al poder del Estado o de lo contrario, esperar que sus verdugos desde el poder, público y privado, sigan su festín a través de la miseria de los trabajadores. En eso radica lo autónomo, lo integral y añadiríamos nosotros la independencia de clase.

 


MAITEC
(como propuesta declarativa)

Movimiento Autónomo e Integral de los Trabajadores del Estado Carabobo

 


El movimiento nace como una agrupación regional de sindicatos combativos con el fin de dar una respuesta organizativa ante la situación extrema de la industria que causó la pulverización del salario, cierres  tanto parciales como totales de las empresas llevando a la suspensión de la nómina, eliminación de  comedores,  del transporte, ahora dan un paso adelante cuando se pretende tanto por parte de los patronos privados como públicos, aplanar el salario hacia el mínimo legal, desconociendo los alcances soportados en las convenciones colectivas y en los tabuladores de los salarios


¿Por qué es un Movimiento Autónomo?

Es necesario puntualizar ante tal situación que los medios de comunicación al prestar sus servicios, en casi su totalidad, se hacen eco de los intereses de los gremios patronales, las instituciones del gobierno desde oficinas de gestión hasta los cuerpos de represión y la intelectualidad soportadas en una visión parcializada de las leyes, apoyan inclusive los abusos y atropellos de los patronos privados y ni que decir de los públicos que son tan arbitrarios y llegan a los extremos de ser antiobreros. 

Todo el entramado anterior a favor de la existencia de la explotación de los trabajadores ve como lógico la defensa de su contabilidad, su estructura de costos, su justificación ante la crisis y buscan sus soluciones para seguir obteniendo el lucro que es su objetivo no la producción.

Mientras tanto, para nosotros, desde la clase obrera, el salario es el medio para poder vivir plenamente, esto quiere decir satisfaciendo todas las necesidades básicas y para poder cubrirlo, no hay ley que se cumpla, no hay medio de comunicación que nos acompañe plenamente, que se haga eco de esto, que exija su cumplimiento y su respeto, aun peor todo se desmejora, el transporte, el comedor, el derecho a la salud, a la educación, recreación, todos estos derechos adquiridos, conquistados, merecidos se están perdiendo. 

La crisis no es generada por nosotros, pero somos nosotros y nuestra familia los más perjudicados, esta situación junto a lo explicado en los párrafos anteriores, nos indica que solo podemos contar con nuestras fuerzas para luchar, con la organización, con nuestros métodos tradicionales desde la asamblea de los trabajadores, pasando por la movilización, la difusión de nuestros problemas, actos públicos ruedas de prensa, la  toma u ocupación de espacios hasta resolverlos terminando con una huelga general. Estas armas de lucha, unitariamente y con autonomía, son suficientes, hay muchos ejemplos en la historia que lo han demostrado y esperar los cantos de sirena nos llevan a la derrota.  
 
¿Por qué es un Movimiento Integral?

 Los problemas tan graves que sufrimos los trabajadores son comunes a cualquier empresa, a cualquier región y a nivel nacional, en líneas generales son un problema nacional por parte de la clase que genera la riqueza del país. 
 
El conjunto de los intereses económicos que administraban el país lo llevó a la ruina, ahora salvar a Venezuela, no es salvar a los que fracasaron, para nosotros es salvar a los trabajadores, el Salario y la Producción son ineludibles y los recursos deben ser dirigidos a eso. 

Es una estafa que el salario mínimo recién decretado pretendan imponerlo por encima de todos los aumentos aprobados mediante los convenios junto a la correspondencia de los tabuladores o tablas salariales. Realmente es al revés el salario mínimo como referencia base debe adaptarse a todos los beneficios de los convenios y de los tabuladores Los convenios tienen que ajustar el salario vigente con todas sus incidencias, lo cual eleva nuestro salario, esto es lo progresivo, por el contrario, imponer el salario mínimo como lo máximo es regresivo, es ilegal, es un exabrupto.  

Este problema lo intentan imponer en todo el país, los trabajadores de Guayana actualmente reclaman la violación de la Hoja de cálculo, que es la incidencia en base al contrato colectivo y el tabulador de salarios, en PDVSA, en los sectores nacionales como el personal del magisterio y de las universidades, los de la salud en sus diferentes gremios obreros, empleados, enfermeras y médicos, sabemos que solo a los militares ya se les está pagando y disfrutando sus cuantiosos emolumentos a partir de los que producimos.

Producción y Salarios

La crisis que ha llevado a la destrucción del país, por tanto, una crisis de dimensiones históricas, indudablemente tendrá soluciones de la misma magnitud y la riqueza perdida solo se recuperará con producción, con nuestro trabajo, es evidente que somos los actores principales para resolver y alcanzar la solución, pero que como siempre sucede debemos pagar los peores sacrificios y llevar la peor parte, conocemos la avaricia de los empresarios que no les importa suspender y poner a pasar hambre a los trabajadores, echándolos a la calle. 

Los empresarios y sin duda con el acompañamiento del ministerio del trabajo, con el apoyo de las instituciones del orden a su disposición, buscan salir de la crisis, para ellos su fin es la productividad, no la producción 

 Y con ese fin tienen a la banca a su favor, las importaciones posibles a su favor, las deudas a contraer se pagan a los gobiernos como China, a empresas transnacionales y a los fondos buitres. Solo las deudas con nosotros no se pagan sean legales y por lo mismo luego ilegales ese incumplimiento no procede, pero si protestamos nos criminalizan, para eso sí se aplica todo el peso de la ley, la premura, los funcionarios idóneos y apoyados por los organismos de seguridad.  

En esta encrucijada decisiva en donde nos encontramos, nuestro objetivo es alcanzar con nuestro salario cubrir la cesta básica familiar y con los recursos y nuestro trabajo la prosperidad para nuestro país, el de los trabajadores no el de los especuladores.

¿Qué planteamos?

Que se hagan mesas de trabajo por sector, que incluyan a todas las empresas que los comprendan compuestas por una comisión de trabajadores, de los patronos, de los organismos e instituciones del Estado que tengan alguna participación o interés en esa área y den un perfil de la empresa, de su oferta y por otro lado de la demanda regional o nacional de acuerdo a la cubertura, se determinen sus obstáculos para cumplir su oferta y se les busque solución en un plazo acordado, con seguimiento e información de su avance. Es evidente que la prioridad son las necesidades del país no las ansias de enriquecimiento de los parásitos que hundieron la economía y sacaron sus dólares para paraísos fiscales

Para esto también se tiene que dar nuestro razonamiento sobre la importación, la inversión por parte de la banca u organismo que aplique, sobre el endeudamiento y junto a todo esto para nosotros los productores, sobre el salario vital.

Por ejemplo, con Fundimeca (Ventiladores FM)

¿Cuántos ventiladores se pueden producir?, ¿Cuánto es la demanda?, ¿Cuál es el precio de venta al público?, ¿Cuánto su costo de producción?, ¿Cuánto es la materia prima nacional? ¿Cuál es la internacional real?, no pensando en un negocio para Jaramillo, ¿Cuánto hay en los depósitos, en proceso y productos terminados. ¿Dónde guarda los ventiladores acaparados? Para terminar cerrando arbitrariamente sin pago para los trabajadores. 

Por otra parte, además de ser la única fábrica de ventiladores activa y disponible en el país, con un buen conjunto de parte nacional,  con el personal calificado, este producto es de necesidad nacional hasta de salud, por contrarrestar el calor como por alejar e impedir la acción de los zancudos.

Con las caucheras (neumáticos)

Los cauchos ¿Cuánto es la capacidad instalada de cada fábrica y en su conjunto?, ¿Cuánto producen?, ¿Cuánta materia prima se necesita?, ¿De dónde proviene?, ¿Cuál es la demanda del país, por tipo de caucho?, para motocicletas, vehículos particulares y el transporte tanto público como de carga, ¿cuál es la perspectiva sobre los requerimientos del país, desde el gobierno, cual es la prioridad real? ¿Pueden más  las empresas transnacionales que el gobierno?

Recursos 

La Banca

¿Los Bancos financian a quien?, ¿Cuál es su prioridad?, ¿a quiénes favorecen?, ¿a dónde se direccionan esos recursos?

La banca del país está fragmentada entre diferentes bancos públicos que son una calamidad el servicio y diferentes bancos privados, ante la crisis es necesario una banca única nacionalizada para direccionar en un solo eje, las posibilidades y en las perspectivas del país real no el de los que lo llevaron al fracaso. 

El dinero del gobierno vale decir del Estado, es de todos los venezolanos y producida por nosotros, la de la banca también si se beneficia del país, debe ser en estos momentos difíciles para beneficiar al país y si no que no funcione en este país. 

El secreto bancario y el secreto comercial son utilizados para que nosotros no sepamos cuánto nos explotan o cuánto da la especulación, para sacar el país adelante no se puede permitir que los pocos recursos sean para pingües negocios de los patronos  

Las Importaciones

Aquí se sigue importando rubros que se hacían aquí, mientras las fábricas están paralizadas, no se toma en cuenta el empleo, sino que pagamos el empleo de otros países, son necesarias mesas de trabajo sobre cada rubro que producíamos o que todavía se produce para hacer una lista con la prioridad de lo que es necesario traer del exterior en beneficio de la producción real  y no del importador y del burócrata del gobierno que lo apoya y recibe su parte, hasta los CLAP deben ser revisados en sus componentes importados innecesarios y producirlos acá 

La Deuda 

Las deudas en divisas fueron contraídas por los  que hundieron al país y el gobierno se ufana en ser un digno pagador, sobre todo deuda realizada con dólares preferenciales donde las mismas empresas transnacionales con el beneficio de un dólar barato por no decir regalado sirvió, no para traer materia prima para fabricarlo acá sino para traer productos terminados de sus casas matrices. No somos responsables de esta deuda que enriqueció por ejemplo a  Mendoza, para invertir y abrir empresas en el exterior.

Las deudas que ellos tienen con nosotros, son las que tienen que pagar, contratos vencidos, cláusulas incumplidas, salarios y jubilaciones para satisfacer las necesidades básicas, no para crear miseria.

Estamos ante la quiebra del sistema social, un país destruido, con una política y unos políticos que nos llevaron a la miseria, para salvar a Venezuela se necesita salvar a los trabajadores nacionalicemos la banca, el comercio exterior, las empresas estratégicas, todo bajo control auténtico de los trabajadores, no pago de la deuda externa. Salario mínimo igual a la cesta básica familiar y de allí hacia arriba, no como pretenden el gobierno  y los patronos privados.-