Opción Obrera es la sección venezolana de la CRCI (Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional)

Propulsamos el desarrollo de una política proletaria al seno de los trabajadores tras su independencia de clase y una organización de lucha para su liberación de la explotación e instaurar El Gobierno de los Trabajadores, primer paso hacia el socialismo.

Ante la bancarrota capitalista mundial nuestra propuesta es que:


¡¡LOS CAPITALISTAS DEBEN PAGAR LA CRISIS!
¡LOS TRABAJADORES DEBEN TOMAR EL PODER!



Comunícate con nosotros por los siguientes buzones de correo:

info@opcionobrera.org
opcionobrera@yahoo.com
opcionobrera@hotmail.com





sábado, 20 de enero de 2018

Aclaración a un señalamiento de Jorge Altamira sobre Opción Obrera



Aclaración a un señalamiento de Jorge Altamira sobre Opción Obrera

Para Opción Obrera, es necesario precisar algunos puntos que contrastan con el análisis sobre Venezuela que Jorge Altamira (Partido Obrero de Argentina) expone en una entrevista (lapiparota.wordpress.com) donde además caracteriza  escueta, ligera y equivocadamente a OO.

Vamos al grano, lo primero que hay que aclarar es que Maduro y su gobierno, sí resisten, todavía utilizan a las masas, no con métodos trotskistas, pero sucede lo contrario a lo que pasó con Zelaya, Lugo y Dilma, que no resistieron y entregaron el gobierno a la ultra derecha, acicateada por el imperio. Es importante precisar, que “nuestra” oposición de derecha no utiliza métodos democráticos, como se ha demostrado desde Abril del 2002. 

La represión, fue utilizada por el gobierno contra las embestidas de la guarimba, e inclusive en ocasiones, los represores fueron desbordados por los asaltos de la derecha que estaba dirigida, pagada, preparada y equipada, cometiendo no pocos asesinatos, frecuentemente algunos de sus “lideres” operaban estimulados  por efectos de drogas y alcohol suministrados por los organizadores. Esos focos, eran patrocinados por gobernadores, alcaldes, diputados de la Asamblea Nacional, así como organizaciones gringas y colombianas,  hasta fueron -las guarimbas- visitadas por ex presidentes de otros países, “amigos de la democracia” como Andres Pastrana. 

Entre las operaciones estaba destruir instalaciones de salud, educativas, transportes, quemas de personas vivas e igualmente arremeter contra sus mismos vecinos a quienes se  les impedía movilizarse a sus sitios de trabajo, emergencias de salud u otras necesidades, solo faltaba una etiqueta de fascistas a esos sectores de clase media desesperada, expresando odio, racismo, violencia porque hasta la esvástica era de distintivo común. Sin embargo, no se cumplió con el manual de definir esto como una guerra civil contra la clase obrera para puntualizar esto como fascismo.

El gobierno todavía moviliza  a sectores populares, coaccionados, manipulados, que todavía resisten y no se ilusionan con los cantos de sirena de la MUD, y para evitar eso, no podemos sacar el cuerpo o decir por whatsapp  que están equivocados,  hay que movilizarse para tratar de orientarlos. Tampoco es asistir a los show de Maduro o de un gobernador para hacerle bulto.

La elección el 30 de Julio pasado de la ANC[1], fue un excelente ejemplo, días antes, la llamada consulta “popular” de la derecha el 16 julio demostró su fracaso, no arrastró a la población tras las protestas fascistas, allí sentenció su derrota, luego la asistencia el 30 de julio a las elecciones amañadas de los constituyentistas, donde inclusive participaron candidatos chavistas, representando a trabajadores o sectores comunales, no aprobados por el PSUV, dio el resultado o golpe de gracia a la derecha. 

Esto no indicó que el objetivo de la conformación  de la ANC fuese revolucionaria,  Pero si fue cierto y no moco de pavo todas las amenazas y sanciones ofrecidas por Trump[2], la UE, la OEA y los gobiernos más reaccionarios de América, encabezados por Manuel Santos en contra de la elección de la ANC. Hoy las sanciones económicas  las estamos padeciendo los venezolanos, en nuestra “dictadura”, por parte de esos países democráticos. 

Contra la clase obrera, cuando combate, hace reclamos y se moviliza, tanto los patronos públicos y privados actúan a favor de sus intereses al igual que los organismos del Estado, como las oficinas del trabajo, la fiscalía y los tribunales, se coacciona y se criminaliza la protesta como forma de represión inclusive en muchas ocasiones envían a  la policía y la GNB en defensa del patrón. El gobierno y los empresarios privados le hacen la guerra a cualquier movimiento que apunte a la lucha autónoma de la clase obrera, hay rasgos fascistas en sectores patronales de ambos bandos

Por el lado de la burocracia sindical que responde a la oposición de derecha, concentrados en la Unete de Marcela Maspero, y el Fadess de los dinosaurios sindicales  adecos, declaran o actúan en arreglo con fedecámaras y los partidos más extremistas, por la derecha, de la  MUD, aunque también participa Ccura del PSL. 

Opción Obrera, participa en un frente llamado la Plataforma de Lucha Revolucionaria, seccional  Aragua, donde se debatió y se aprobó una declaración delimitándose en esas elecciones, y también respecto a la política del gobierno[3]

En conclusión, es importante determinar si el gobierno resiste ¿a quien? y le responde con represión. ¿El gobierno está asediado por la clase obrera y la reprime o está asediado por la derecha pro imperialista y la reprime?

En segundo lugar, el problema, es estratégico y tiene que ver con el control del petróleo, no por azar, el medio oriente es un polvorín estallando todos los días hace más de 60 años, y Venezuela está en ese combo que conforman la OPEP. 

A muchos les interesa desvalorizar el papel de la OPEP, si bien está muy disminuido, los países que la conforman suministran un tercio de la producción mundial, el cual se exporta,  esto es clave, todos los países de mayor consumo energético, como EEUU -lejos de ser autosuficiente-, Europa y Japón dependen del “humor” de la OPEP, allí están como principales productores la monarquía Árabe e Irán que junto a otros no OPEP como Rusia, acuerdan volúmenes de exportación. Venezuela, a pesar del estado ruinoso de PDVSA, es exportador muy importante, para las refinerías de la costa de EEUU en el golfo de Méjico. 

Otro punto a precisar es el siguiente, en el madurismo o el gobierno de Maduro, están todos los que estaban en el chavismo, a excepción de Chávez, obvio, y es perder tiempo especular que hubiese hecho hoy, como habría respondido,  el ventajismo electoral fue utilizado tanto por Chávez como por Maduro, la diferencia fue aquel con el viento a favor y esta con el viento en contra, aunque hay que anotar que el legado de Chávez, fue la base real, que nos condujo a esta situación. Las característica personales o las  habilidades de Maduro, pesan, es cierto, pero estructuralmente el país, no varió respecto a la época de Chávez ni inclusive antes de esa era, la del régimen del pacto de punto fijo, la cual fue dilapidar la renta petrolera, esa es la característica esencial de este país, desde hace 100 años y del chavismo desde hace 19 años.

Por el lado de la Izquierda, esta nunca ha planteado programa alternativo a estas vernáculas y parásitas relaciones de producción. El estalinismo,  ya con 86 años de existencia, sobrevive apoyando totalmente al gobierno de Maduro, hasta sus deslices electorales no plantean nada alternativo, solo ubicarse en algún curul y continuar apoyando. El PPT, hace lo correspondiente en el mismo sentido, el seguidismo al chavismo esencialmente. Ahora ambos deshojan la margarita, para determinar si apoyan a Maduro a la reelección. 

 Opción Obrera, ha hecho una crítica exhaustiva a la línea política del PCV[4]a su vez cuando se ha  dado la oportunidad  también ha participado en reuniones donde están representados sindicatos combativos y en ocasiones miembros del PCV,  para dar respuestas específicas y unitarias proponiendo y presentando propuestas concretas clasistas e independientes del tutelaje del gobierno. Participó  y continúa haciéndolo, con la pequeña federación sindical Fusbec del estado Carabobo, donde se irradia una importante actividad de lucha a nivel nacional de los trabajadores de la Misión Barrio Adentro y en Aragua en una plataforma de lucha dividida en Mayo del 2017 precisamente por mantener propuestas autónomas  respecto de las instituciones del gobierno. El PSL y Marea Socialista no plantean nada alternativo al chavismo crítico o a la propia derecha. 
 
Algunos elemento adicionales a precisar

 La izquierda

Una parte de la izquierda, utiliza argumentos de apoyo a Maduro bajo una "lógica del mal menor" la otra parte, igual de dañina, producto del desespero de no haber logrado algo dentro del chavismo, cohabitan con la derecha tradicional. Ambas además de desorientadoras, son liquidadoras para cualquier movimiento que inicia su ruptura con el nacionalismo.  El trotkysmo de todos los toletes del morenismo en Venezuela  o provenientes de la corriente inglesa del Grant,  están inmersos en esta disyuntiva. 

¿Cuál es la posición acertada, revolucionaria? palabra tan cara al chavismo.  

Primero hay que definir el chavismo, para luego delimitarse nítidamente de él. 

Los partidos y sus gobiernos, desde enero de 1958 hasta  diciembre1998,  posteriores a la caída de la dictadura de Pérez Jiménez, no pudieron seguir creándoles falsas expectativas a los venezolanos, y producto del descontento, se produjo la explosión social de 1989. Esta  política de agotamiento de los partidos en el poder, sin una alternativa ofrecida por la izquierda, fue recogida por un sector insurgente del ejército que se sublevó en 1992,  y años más tarde, en los comicios de diciembre 1998 llevó, por descarte, a un militar al gobierno. La izquierda había quemado sus cartuchos en el último gobierno de Rafael Caldera, 94-98, después siguió su performance, de seguidismo al nuevo gobierno, al chavismo. 

El chavismo 

Llegar al gobierno en 1999, mediante elecciones, de entrada demuestra su compromiso previo, aprobado, de ejercer el poder dentro de la apuesta democrática burguesa, pocos meses después la nueva constitución la refrenda, no pasa nada. Luego en el  2002, después de 3 años en el gobierno, se vio obligado a ponerles las manos a la dirección de la industria petrolera, por  lo que fue derrocado, salvado por las masas y restablecido en el poder, pero conminado de nuevo a aceptar las reglas de los intereses económicos del imperio, restitución de la vieja directiva de Pdvsa y amnistía a los golpistas. Esto radicalizó, todo dentro del marco burgués, la lucha por la administración de la renta petrolera, entre un  intento nacionalista y otro pro imperialista, el intento nacionalista, inauguró una etiqueta Socialismo del siglo XXI (2005),  donde se precisó que su forma de ser expresaba una revolución pacífica, lo que es una contradicción de términos 

El chavismo, al fracasar el régimen anterior llamado pacto de Punto Fijo, tuvo su nacimiento como un intento de continuar el aprovechamiento de la renta petrolera,  sin invertir en la producción en Venezuela, a través de un régimen bonapartista, cuya función es arbitrar entre las clases, sin poner en peligro la dominación de clase. Arbitrar entre las clases sociales, implicó ser repudiado por sectores rancios de la burguesía  parásita venezolana y sus socios foráneos, lo que no impide continuar unida por mil lazos con los mecanismos de dominación del capital financiero imperialista y sus socios criollos,  también es indispensable para poder arbitrar tener que estar soportado por el ejército. 

Este nacionalismo es  populista, patriotero, lo cual oculta definir la clase que favorece estratégicamente en sus relaciones de producción, apunta a nivelar el desequilibrio político del régimen anterior y con ese fin, tomó medidas progresistas hasta cierto límite para estabilizar el orden burgués[5]

El chavismo se convirtió en el movimiento más importante de movilización de masas en América latina, por su cantidad, por su duración, y por lo que hizo, producto de los altos ingresos de divisas al país, todo esto no fue más allá del asistencialismo. A pesar de sus errores garrafales, fue depuesto y restituido por un insurgencia popular en Abril del 2002, salvado por el control obrero en particular de la industria petrolera tras el lock out petrolero de diciembre 2002-febrero 2003, ratificado tras un referendo revocatorio constitucional (2004), solicitado a través de una convocatoria  falsificada, por la ultraderecha golpistas no castigada por esto.

Es importante resaltar que luego de la derrota de la patronal durante el lock out, la burocracia sindical matona, de bandas armadas, totalmente antidemocrática fue desplazada, donde sin embargo se conquistaron hitos importantes con las luchas del movimiento obrero,  a pesar de que el gobierno construyo otra central sindical para regimentar al movimiento obrero. 

Con condiciones materiales inmejorables para gobernar,  con un parlamento totalmente a sus antojos, en el trascurso del 2005 al 2012  se dilapidó toda una inmensa renta petrolera, con una política económica de traspaso de  la mayor parte de esos inmensos recursos a los capitales extranjeros y nacionales, en ese orden, la banca, el sector financiero mes tras mes fue abultando sus beneficios extraordinariamente. 

Hasta que llegó -se inicio en el  2008- la debacle de los ingresos de divisas, por precios bajos de venta de exportaciones de crudo, producto de una recesión en los principales países consumidores. Tuvieron todo las mejores condiciones para el impulso del país, lo despilfarraron y se agotaron.

La parálisis de la economía 

Maduro ha dicho que se ha pagado la bicoca de  70000 millones de dólares de deuda, con esa cantidad más los dólares otorgados por Cadivi y Cencoex desde el 2004, se hubiese construido el mejor parque industrial de América latina junto a una vasta reforma agraria integral. 

Ahora nos encontramos en una parálisis de la economía, donde no se pretende salir de la causa que lo produjo, solo recurren a paños tibios para aligerar la fiebre.   Por parte del gobierno, solo se esmeran en buscar cómo obtener dólares para seguir en lo mismo. Desde el sector privado, los sectores industriales se convirtieron en los mejores comerciantes importadores,  mediante la adquisición de dólares preferenciales, suministrados por el estado benefactor y basta oír a Lorenzo Mendoza para darse cuenta que sus acciones son seguir exigiéndole dólares al estado benefactor para poder seguir produciendo, mas parásita no puede ser esta burguesía nacional. 

La producción cuando no es cero es muy baja en todos los empresas públicos y privadas, la industria pesada de Guayana, la industria del petróleo, todo los sectores de manufactura, metalmecánica, plásticos, químicas, autopartes, neumáticos, electrodomésticos, además de la confiscación del dinero de los venezolanos por parte de los banca, promovida por el BCV.

Traer hasta piedras desde el exterior a dólares casi regalados, no tiene que ver con la prioridad de importar los indispensable para echar a andar a la industria,  si la industria privada requiere de algún insumo o repuesto para funcionar, lo estrictamente necesario en calidad y en la cantidad, el estado puede adquirirlo sin seguir otorgando dólares y entregárselo a la empresa, la cual lo paga en bolívares.  

La extrema y frágil situación actual,  la cual durante todo el 2017, con intentos de brotes fascistas, asedios a instituciones del estado y del gobierno, pasa ahora en el 2018 debido al hambre, la escasez, la inflación, la desocupación a generar irrupciones populares genuinas no promovidos por los guarimberos,  que no se haya generalizado aun, indica  el grado de contención que todavía ejerce el gobierno  en los sectores más oprimidos. 

El default es una bomba de tiempo para el sistema financiero venezolano, su sistema bancario venezolano y con ello por supuesto la economía, la deuda de bonos soberanos y de PDVSA son un pesado fardo que no podrán superar. A lo largo del  2018, el BCV y el gobierno continuarán reduciendo el gasto público real, no nominal, atado a un obstáculo insalvable, la falta de producción y la ausencia de divisas, para lograr el excedente que garantice el pago de la deuda. 

Esto tendrá como consecuencia un aumento impetuoso del desempleo,  salarios de miseria y un crecimiento enorme de la pobreza extrema.

La alternativa 

Las derrotas y aprendizajes están en las movilizaciones y luchas reales, que se realizan inclusive en bases chavistas desesperadas ante la disminución del gasto social junto a un comercio especulador que el gobierno permite y de paso le añade aumentos de servicios y productos que ellos producen. Así que no todo es imputado al imperio y a la derecha venezolana.  

La supervivencia de este gobierno no se basa hoy en un amplio apoyo popular, sin embargo todavía grandes sectores resisten y defienden su modesto empleo, como la docencia sobre todo a nivel universitario y a carreras humanísticas que si bien no están bien orientadas, no es lo que promueve  la derecha tradicional,  además un sector sobre todo de adultos que antes no tenía acceso al estudio, los representantes del sector cultural, que aunque bastante declinado, fue promovido por el gobierno, campesinos con terrenos concedidos, empleados públicos, los pensionados por su crecimiento y su monto miserable pero real, no como anteriormente que se morían esperando la pensión. 
 
Los del imperio son conscientes del desarrollo monumental del desgobierno que hay en la economía venezolana, los mecanismos de vigilancia y coacción del estatus están perdiendo el control sobre sectores muy empobrecidos, desempleados, en particular áreas  rurales y urbanas anarquizadas adyacentes a las vías donde se desplazan el transporte de alimentos que están siendo asaltados, y saben que las dádivas del gobierno para contenerlos no son suficientes.

La MUD, demuestra su incompetencia como alternativa, entonces al imperio no le queda otra que doblegar al gobierno, presionándolo para ponerlo de rodillas y llegar a un acuerdo para salir de la crisis en su beneficio, sobre todo en el control del petróleo. El gobierno, también sabe que no puede salir del atolladero solo, y requiere también de un acuerdo con el capital privado pero no acepta entregar todo lo que le piden, eliminar la ANC, reconocer la AN, la actualización legal de los partidos políticos, las privatizaciones, mayores recortes económicos en conclusión hay todo un impasse. 

Lo que teme EEUU y el capital es un levantamiento fuera de control del movimiento de masas,  la confrontación con los trabajadores y el pueblo de escasos recursos,  es lo que se espera.

Mientras los luchadores y la clase trabajadora no tomen la dirección y no  entren en acción para resolver sus necesidades,  seguirán los desastres. Todavía existe un frágil equilibrio entre un gobierno débil y errático y una oposición de la derecha impopular, que aspira a convertirse en gobierno. Pero incluso una victoria electoral en la MUD o en un sector de ella en las condiciones actuales de la crisis puede convertirse en el principio de su fin al no poder resolver la situación.

El problema político general que enfrenta la clase dominante es la situación de ruina económica. La actual crisis del poder se acelera hacia un estallido social, que generará una crisis total de gobernabilidad, y nuestra única vía es solo sobre nuevas bases socialistas, para superar las deficiencias estructurales del capitalismo en Venezuela, que explotó con el mundo en crisis.

El problema no se limita a los nacionalistas, el problema aún mayor es la "izquierda" con  una desorientación general e histórica, con unas propuestas inmersas  que son una mezcla de tácticas y retórica dentro del capitalismo, una ausencia  de trabajo clasista en los sindicatos y en las comunidades, que a falta de objetivos revolucionarios  terminan en formalidades vacías que agravan la confusión entre las masas

Todos los hechos anteriores, por un lado, intensifican el carácter capitalista de la economía venezolana y sus lazos de preferencia con el capital financiero transnacional.  Hay que prepararnos, tenemos  un tiempo precioso para orientar la acción del movimiento que se avecina.

La crisis económica está asociada a la crisis política a escala nacional y latinoamericana

La "ciencia" económica burguesa con sus asesores y think tank están francamente en bancarrota. A través de los gobiernos tanto liberales como nacionalistas, no solo condujeron a esta  crisis económica y social sino que ahora son totalmente incapaces de desarrollar una estrategia de salir de ella, no tienen una alternativa  económica capitalista para salir de la crisis las recetas keynesianas y neoliberales ya fracasaron, no tienen nada nuevo y se refleja en la esfera política como un proceso de total agotamiento.

El sistema político bipartidista adeco copeyano colapsó en el 1998 y la controversia PSUV-MUD pretende convertirse en una polarización que no es estable y menos duradera. Sobre esta base, discutir y decidir un plan común en todo el país,  de acción  directa sobre los problemas sociales principales.

Los elementos claves de una orientación estratégica revolucionaria se resumen de la siguiente manera:

Venezuela  por razones estructurales históricas[6], es el eslabón más débil en América latina, propenso a  reventar  bajo el peso aplastante de la crisis capitalista mundial, por lo tanto no se puede restaurar en las mismas bases sociales La salida ha de ser revolucionaria o no será. De inmediato se requiere, nacionalización de la banca y del comercio exterior y todos los sectores estratégicos bajo el control obrero, la eliminación de pago de la deuda, ninguna compensación a los capitalistas ladrones, reorganización de la economía de acuerdo a las necesidades sociales sin jefes capitalistas ni burócratas. Aumento general de salarios hasta cubrir la cesta básica familiar.

El interminable horror debe y puede terminar en el estallido de una revolución social y su triunfo, la fuerza de trabajo puede realizar la reconstrucción socialista dentro de un estado del tipo de la Comuna y los consejos revolucionarios de trabajadores que solo se puede alcanzar con un Gobierno de los Trabajadores

Alguien dijo que el internacionalismo no es un principio político sino el reflejo subjetivo del curso objetivo de la historia económica.  Venezuela dará mucho que hacer al imperio y la actividad solidaria de denuncia contra las sanciones económicas es fundamental para que la clase trabajadora latinoamericana se sienta protagonista de su papel como clase revolucionaria. 

José Capitán




















[2] http://opcion-obrera.blogspot.com/2017/10/shannon-esta-mas-claro-que-la-izquierda.html
[3] http://opcion-obrera.blogspot.com/2017/06/declaracion-de-la-plataforma-de-lucha.html

[5] http://opcion-obrera.blogspot.com/2017/01/el-chavismo-como-ultimo-recurso-del.html

miércoles, 3 de enero de 2018

El precio de la gasolina como expresión del fetichismo de la mercancía

El precio de la gasolina como expresión del fetichismo de la mercancía



 A primera vista una mercancía parece algo trivial y que se entiende por sí misma[1]

Según la  lógica…  elemental y pequeño burguesa, sería correcto y prioritario aumentar el precio de la gasolina, debido a la diferencia abismal entre nuestro precio de venta interno y el precio externo promedio mundial, el cual estimamos a un dólar el litro. Sí tomamos como referencia el precio de un dólar del mercado negro, el precio de venta de nuestra gasolina de más alto octanaje sería de menos de una cienmilésima de dólar por un litro, o como asentamos en otro escrito como ilustración, un camión cisterna de 37.000 litros de gasolina vale acá, menos de tres dólares. También la diferencia interna, solo en bolívares, sin meternos con dólares de ningún tipo de cambio, con el precio de una botella de agua de 1,5 litros  compraríamos unos 2000 litros de gasolina. Al leer este escrito la diferencia sin duda será mayor.

¿De dónde proviene, entonces, el carácter enigmático del producto del trabajo, en cuanto adopta la forma de una mercancía?

Esta elevación del precio de la gasolina, ayudaría según los mismos promotores y conversos a mejorar la economía, disminuir el déficit fiscal, se invertiría en la misma industria de refinación y paremos de contar, para ellos son respuestas concretas a problemas concretos,  muy terrenales dentro del marco capitalista añadiríamos nosotros. Es bueno recordar, que varias veces se elevó el precio de la gasolina, y no sucedió nada de lo prometido.

Se trata sólo de una relación social determinada de los hombres entre sí, que aquí adquiere para ellos la forma fantástica de una relación de cosas entre sí

Sigamos “terrenalmente”, la gasolina no es regalada, y si así fuera ¿quién pierde o se desprende de algo por ese regalo? Para obtenerla se realiza una tarea o un trabajo muy arduo, desde la exploración, la perforación, la producción, su traslado hasta la refinería, su proceso de destilación,  su almacenamiento y por último su distribución para la venta al consumidor. ¿Quién es el dueño desde que está en el subsuelo, como materia prima, hasta su venta para el consumo? Hay dos clases de consumidores, sus dueños y los otros, a los dueños les debe costar igual que a los otros, ese costo debe ser para seguir produciéndola, si es así producimos para venderla y obtener un beneficio.

Lo que ante todo interesa en la práctica  a quienes intercambian productos es saber cuánto obtendrán a cambio de ellos, es decir  la proporción en que se intercambian entre sí. Cuando esa proporción adquiere cierta fijeza habitual, les parece proveniente de la naturaleza misma de los productos del trabajo”

Antes, por muchos años los venezolanos la consumimos a un precio muy barato por debajo de su valor  y exportábamos, y podíamos mantener la producción. A los otros se les vendía de acuerdo al precio internacional.
 Sin embargo, ¿es verdaderamente el precio de la gasolina barata o cuasi regalada lo que nos tiene así como estamos en la quiebra económica del país y con PDVSA  destruida? Su causa es otra.

Por lo tanto, la gasolina se debe vender, tener un ingreso que nos dé para nuestro consumo y para seguir produciéndola, es decir que a nosotros nos beneficie. ¿Será posible, de qué manera?

“La determinación de la cantidad de valor por la duración del trabajo es, pues, un secreto oculto bajo el movimiento aparente de los valores de las mercancías. Pero si bien su solución muestra que la cantidad de valor no se determina por azar, como parecería, no hace desaparecer la forma que representa esa cantidad como una relación de magnitud entre las cosas, entre los productos mismos del trabajo”

Ahora se produce para nosotros y no hay exportación. No hay producción para la venta externa, sin embargo transita una cantidad considerable para el exterior fraudulentamente  a través del contrabando,  extracción ilegal

En consecuencia el valor no lleva escrito sobre la frente lo que es. Antes bien, de cada producto del trabajo hace un jeroglífico”

Tenemos una gran mafia permitida de delincuentes internos, es tácito, por ejemplo, que provee a Cúcuta, la mayor ciudad fronteriza aledaña a Venezuela, de la mayor parte del consumo de su parque automotor. Cantidad que pudiese ser vendida a precio preferencial, mayor que el precio para nosotros y menor al precio estándar de Colombia, el gobierno venezolano autorizó e intentó hacer algo semejante con menos de 10 estaciones de servicio de gasolina, cifra ridícula, y no fue capaz de llevarlo a cabo. ¡Vivan las mafias!

Pero esa forma adquirida y fija del mundo de las mercancías, su forma dinero, en lugar de revelar los caracteres sociales de los trabajos privados y las relaciones sociales de los productores, no hace otra cosa que obscurecerlos”

Referido a la necesidad de determinar el anticipo de su valor en el mercado para producirla y colocarle el precio de acuerdo a esto, es tan necesaria, o racional como la del anticipo a un asalariado, para poder pagar el precio y poder consumirla, así como es necesario consumir todas las necesidades básicas de una familia venezolana, pero he ahí la contradicción aquella es prioridad ,esta no solo no  lo es, sino que  la violan día tras día, es sin ambages algo criminal, razonamiento este no apto o digerible para un desesperado patriota.

Las formas que manifiestan a primera vista que pertenecen a un período especial en el cual la producción y sus relaciones rigen al hombre en lugar de ser regidas por él, parecen, para su conciencia burguesa, una necesidad tan natural como el propio trabajo productivo”

Determinar el costo de producción para un asalariado, para poder satisfacer sus necesidades básicas reales, no para “vivir  viviendo” en la miseria, porque así como la producción de gasolina no puede efectuarse sin recuperar su costo,  así mismo los productores y además  dueños de ese producto,  los trabajadores tienen  que reponer su costo para vivir plenamente y no solo seguir reproduciendo el capital, a costa de su desdicha.

La economía moderna… ¿Acaso su primer dogma no es el de que las cosas, por ejemplo los instrumentos de trabajo, son por naturaleza capital, y cuando se los quiere despojar de ese carácter puramente social se comete un crimen de lesa naturaleza?

Esto último es lo que no dice nadie, lo cual tiene que ver con cuanto debe ser el salario mínimo para cubrir el conjunto de bienes requeridos para cubrir sus necesidades básicas. Que tiene un costo  en especies o su equivalente en bolívares.  Respecto a la gasolina, esa parte para el consumo interno,  luego de cubierta debe tener un excedente para la venta foránea.

Si pudiesen hablar, las mercancías dirían: es posible que nuestro valor de uso interese al hombre. Por nuestra parte, como objetos, ello nos tiene sin cuidado

Un argumento, muy trillado, justificando un aumento, es que el precio actual subsidia a los poderosos económicamente, no al común que no tiene auto particular, obviando que Venezuela se mueve a través del transporte colectivo y el de carga, el cual ya es imposible de aprovecharlos por los precios existentes.

Las mercancías no pueden ir por sí mismas al mercado, ni por sí mismas intercambiarse unas por otras. Por tanto debemos dirigir la mirada hacia sus guardianes y conductores, es decir, hacia sus poseedores. Las mercancías son cosas, y por consiguiente, no oponen al hombre resistencia alguna

A tal punto hemos llegado que las inmensas reservas de petróleo y gas, no se pueden explotar porque no hay dinero suficiente para emprenderlas, y no solo es dinero, como sí se tuvo en décadas anteriores, esto es una parte del problema político integral que enfrenta la clase dominante a través de sus administradores, el gobierno de turno.

La causa no es difícil de encontrar,  pero no se puede rehabilitar sobre las mismas bases sociales. La incapacidad del capitalismo para reunir esas condiciones necesarias para hacer frente a la actual crisis capitalista global, se acrecienta en Venezuela, donde su particularidad es que por cerca de 100 años, su desarrollo “natural” burgués, combinado con muchos vestigios latifundistas fue abortado por el  impulso de una renta petrolera aberrante conformando  una burguesía en conjunto con sus gobiernos la más parásita de América Latina hasta el día de hoy.  

La alternativa económica capitalista, no se la podemos dar nosotros entregando en bandeja de plata a través de nuestro sacrificio su recuperación.  El problema aún mayor es la "izquierda" intelectual que pretende darles las herramientas  que le permitan apuntalar su dominación política y de clase

José Capitán

.







[1] Esta cita y las siguientes son de Marx, Karl seleccionadas de El Capital tomo I, primera sección parte IV del capítulo 1 “Carácter fetichista de la mercancía y su secreto” que demuestran la vigencia de Marx sobre la Crítica a la economía política en estos momentos en crisis del Capitalismo mundial.


jueves, 21 de diciembre de 2017

Paquetazos neoliberales en Venezuela.

Paquetazos neoliberales en Venezuela



Hoy, tal como ayer se repite la historia de los paquetes económicos, Carlos Andrés Pérez (1989) y Maduro (2017), ambos en detrimento del salario de los trabajadores, incremento de la pobreza, deserción escolar, delincuencia, prostitución y demás flagelos de una sociedad controlada por los pseudo demócratas restauradores del capitalismo.

El inicio del segundo mandato del gobierno de Carlos Andrés Pérez (CAP) vino acompañado de medidas económicas propuestas por su equipo de gobierno encabezado por Miguel Rodríguez, dando cumplimiento a las exigencias hechas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), por el refinanciamiento de la deuda externa, entre las medidas se destacan, aumento en el combustible, el pasaje, servicios públicos, liberación de precio de los alimentos, (salvo algunos de la canasta básica  congelados), liberación de las tasas de interés, nuevo sistema cambiario, entre otras, que apretaba aun más la deprimida economía familiar de los venezolanos que condujo a la protesta popular conocida como Caracazo con sus víctimas y su impunidad hasta hoy.

Hay que resaltar que América Latina estaba signada a una debacle económica producto de la forma de desarrollo de las economías subyugadas al mercado mundial,  podemos destacar, exportación de materia prima, minerales, energéticos, así como la baja producción industrial y agrícola, además del pesado gasto público, y la indolencia de los procesos administrativos creándose los escenarios para actos de corrupción por parte de altos funcionarios del Estado bajo la complacencia de procesos legales que lo permiten todo. Cualquier parecido con la actualidad no es obra de la casualidad. 

Por otra parte, se crearon políticas de expansión mediante endeudamiento internacional, más deuda externa, déficit presupuestario que llevó a la “mayor recesión económica de los últimos 50 años en 1982” (Reyes, Giovanni E., 2007) además el manejo de las tasas de cambio y la liberación de las tasas de interés bancaria, afectaron la inversión directa en los países. Cuáles fueron las medidas tomadas por los gobiernos de la región, ajustes para la clase trabajadora (inflación, desempleo, bajos salarios, caída de la inversión social y de la producción, entre otros).

Este era el escenario en América Latina, CAP puso su paquete, Neoliberal como solo lo entiende la Derecha, a favor de los intereses de los capitalistas y en detrimento de las condiciones de vida de los explotados, el resultado la respuesta de una población enardecida sin dirección, ni programa que terminó masacrada por las fuerzas armadas nacionales y la policía del Estado Adeco caracterizado por la represión contra las masas. Sin embargo hay que resaltar que este escenario rompe la tesis de Fukuyama del fin de la historia. América Latina a partir del Caracazo replantea la historia, pero la historia de los pueblos, de la clase trabajadora hacia la toma del poder, por la cual nos empeñamos como única vía. Por un gobierno de los trabajadores.

​​Ahora bien, con relación al Presidente Maduro, el  07 de septiembre de 2017,  hizo su planteo, que solo nos demuestra el deterioro económico del país, producto de la crisis del Capitalismo, que se expresa en Venezuela con diversos matices, deuda externa, falta de producción industrial y agraria, importación de bienes y servicios, (histórica economía de puertos) desabastecimiento de productos, especulación, extracción de alimentos, billetes, gasolina, bajos precio del petróleo, entre otros. El bajo precio del petróleo agrava la situación que antes se paleaba con asistencialismo para el pueblo, por la bonanza de la renta, hoy se hace pero en menor escala y con dinero inorgánico para contener a las masas con bonos que no cubren ni un cuarto de la canasta básica, pero como dice el dicho “a caballo regalado no se le mira colmillo”, o en su defecto “agarrando aunque sea fallo”

 El precio del petróleo también incide en las reservas de dólares los cuales son utilizados para el pago de deuda y no para la inversión en la producción y servicios fundamentales para la población, de allí que no haya suficiente gasolina para abastecer el mercado nacional, gas, lubricantes, aceites, así como otros derivados que la empresa petroquímica dejó de producir por falta de reinversión.

Retomando las medidas de Maduro, éste planteó 8 leyes una de ellas, de Abastecimiento Soberano y de Precios Acordados, “Ley del Plan 50”. Aún el pueblo no la conoce porque emergerá de los acuerdos con la burguesía quien al fin y al cabo es la que pone los precios, mientras tanto solo vemos posturas liberales en el gobierno que no controla y permite la merma del salario que ha sido históricamente insuficiente para los trabajadores, ni la Plenipotenciaria ANC ha podido garantizar alimentos baratos, ni medicinas, ni servicios, entre otras necesidades.

La ley para establecer fiscales desde los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) y los Consejos Comunales igualmente brilla por su ausencia, no hay control popular, solo vemos liberación de precios en los alimentos, gas, agua potable, pasaje urbano, extraurbano, nacional, bajo la complacencia de funcionarios. Lo que nos queda claro es que lo único barato y regulado por el propio gobierno y en acuerdo con la burguesía, es el salario de los trabajadores.

La ley para poner en funcionamiento las casas de cambio para combatir “Dólar Today”, solo en el imaginario presidencial, hasta hoy “Dólar Today” es la referencia de la economía venezolana.

La cuarta es la Ley de la Promoción y protección de la inversión extranjera en Venezuela, que favorecerá las condiciones para que empresas extranjeras exploten a Venezuela. Nosotros ponemos la mano de obra barata, ellos sus maquilas, privilegio a la flexibilización laboral gracias a la Plenipotenciaria ANC que junto con la Ley Orgánica del Trabajo y la Constitución vulneran los derechos de la clase trabajadora, lo importante según este planteo es la inversión extranjera, una medida capitalista para un cliché socialista.

La quinta ley establece un nuevo régimen para los inversionistas y un nuevo régimen tributario para el desarrollo soberano del Arco Minero del Orinoco, de este planteamiento aún los venezolanos no sabemos quiénes son los inversionistas, solo nos han hablado y mostrado un proceso artesanal de extracción de oro, una entrega de certificados para su explotación legal, pero sabemos que hay varias empresas extranjeras instaladas y otras en cola por los minerales venezolanos, los cuales se ofertan en el extranjero al mejor postor, prostituyendo nuestros suelos para el goce y disfrute de los más bajos intereses capitalistas, todo esto sin dejar de reconocer el deterioro de una biodiversidad única y que garantiza el equilibrio ecológico de la región. Pero aquí lo que importa es tener dólares para pago de deuda, esa es la prioridad, el 5to objetivo histórico del plan de la patria se subordina igualmente a la Plenipotenciaria ANC.

La sexta ley busca pechar de manera justa y crear impuestos a quienes lograron grandes patrimonios, la crisis la estamos pagando los trabajadores, ciertamente la exigencia es que la crisis la paguen quienes la han generado para su enriquecimiento ilícito, por lo tanto, que caigan pues, los peces gordos, se recuperen los capitales que reposan en los tantos paraísos fiscales por todos conocidos. No más ataque al pueblo a quienes le aplican sus leyes burguesas sin mayor reparo.

La séptima ley crea la Unidad Tributaria Punitiva “para que persiga a todos los delitos que se cometen en los campos de la economía contra el pueblo…”, esta es la ley más risible de todas, se especula, se bachaquea, se contrabandea, siendo los primeros promotores de estos delitos, los efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y no pasa nada.

La octava ley creará AgroSur: un gran consorcio o corporación agroalimentaria que logre la coordinación nacional de todos los esfuerzos productivos para los 20 rubros principales de país, atendiendo los insumos, asesoría, maquinaria y todo el proceso productivo en el campo venezolano, buenos aquí recordemos los 15 motores que no arrancaron nunca, sin producción de alimentos, bienes y servicio no hay desarrollo interno, sabemos que esta no es la prioridad del gobierno.

Este paquetazo proyectado por Maduro es abiertamente aún peor que el de CAP, es enmascarado, se plantean medidas que no se cumplen, no se regula, no se castiga, lo que podemos observar abiertamente es la complicidad con la burguesía, control por parte de los militares quienes negocian con los bienes y servicios de la población y la someten por ser el órgano coercitivo del Estado para mantenerse en el poder por ahora.

Planteamos para salir de la crisis actual, salario mínimo igual a la cesta básica familiar, escala móvil de salario, nacionalización de la banca y del comercio exterior bajo control de los trabajadores y no pago de la deuda externa. Por un gobierno de los trabajadores.

Eva López

Bibliografía consultada

El Paquetazo Neoliberal de CAP en 1989 que nos llevo al Caracazo https://profejoeoliveros.blogspot.com/2013/04/el-paquetazo-neoliberal-de-cap-en-1989.html
Estas son las 8 leyes y las medidas anunciadas por Maduro para enfrentar la guerra económica y las sanciones http://albaciudad.org/2017/09/presidente-maduro-anuncios-economicos-anc/
Las tesis de Fukuyama sobre el fin de la historia. http://huguet.tripod.com/fukuyama.htm

Reyes, Giovanni E. primera publicación 2007. https://www.zonaeconomica.com/crisis-80