Opción Obrera es la sección venezolana de la CRCI (Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional)

Propulsamos el desarrollo de una política proletaria al seno de los trabajadores tras su independencia de clase y una organización de lucha para su liberación de la explotación e instaurar El Gobierno de los Trabajadores, primer paso hacia el socialismo.

Ante la bancarrota capitalista mundial nuestra propuesta es que:


¡¡LOS CAPITALISTAS DEBEN PAGAR LA CRISIS!
¡LOS TRABAJADORES DEBEN TOMAR EL PODER!



Comunícate con nosotros por los siguientes buzones de correo:

info@opcionobrera.org
opcionobrera@yahoo.com
opcionobrera@hotmail.com





viernes, 19 de mayo de 2017

La Izquierda,la clase obrera y la ANC

La Izquierda, la clase  obrera y la Asamblea Nacional Constituyente


¿Qué puede hacer la clase obrera en una ANC, en su lucha contra la explotación?

Estamos padeciendo un retroceso histórico de la economía, visto desde la producción, el salario y el empleo. Nuestra  actividad, en este caso la realización de una constituyente, tiene que responder a esta situación.

Por lo tanto la constituyente no es para rescatar el orden capitalista que nos ha estado estrangulando hasta hoy, no es para el diálogo en razón de eso mismo, no es para seguir saqueando al país.

También se debe dejar bien claro que los representantes de los patronos  en una constituyente son nuestros  enemigos de clase, los que siempre se han beneficiado, con base a nuestro trabajo, protegidos por las leyes  y sus instituciones.

Aunque el déficit fiscal pretende ser usado para justificar un ajuste contra el pueblo, lo cierto es que la quiebra de las finanzas públicas es el resultado directo del saqueo que realizan los capitalistas sobre su propio Estado. Ahora, producto de esa quiebra, por la disminución de los ingresos de divisas por los bajos precios del petróleo, la falta de producción nacional y la emisión de dinero inorgánico que es la base de la inflación, como siempre se pretende salir de él, privilegiando al capital y sacrificando a los trabajadores.

Es necesario que los trabajadores nos pongamos a la cabeza y organicemos en lo posible en cada fábrica, cada barrio, una nueva dirección con un programa, una alternativa como respuesta sectorial ante la asamblea nacional constituyente.

Con base a las propuestas presentadas por el gobierno, “recogemos el guante” y planteamos: 

Por una política de la clase obrera autónoma y de lucha en la constituyente.

1. Una Constituyente para la búsqueda o garantizar  la paz.

La única estabilidad para salir de la amenaza fascista, es sobre la base de salir de la crisis económica en beneficio nuestro y que sea a costo de quienes hundieron al país. 

2. Construir un nuevo Sistema Económico post Petrolero.

Estigmatizar la renta petrolera,  ha sido un comodín, impuesto por quienes han detentado el usufructo de ella,  cuando –todo lo contrario-  es un don, una ventaja,  Venezuela más bien es un país privilegiado por tener acceso a esa renta y vilipendiar esa renta se pone de moda cuando baja el precio del hidrocarburo, sin embargo, se sigue gastando  lo poco que ingresa, importando, verbigracia los CLAP, mientras los comerciantes y ensambladores privados siguen esperando dólares baratos para seguir el festín.

El dinero que tienen los bancos, no es de ellos, la única forma de invertir  esos recursos en beneficio real del país, parte de la  nacionalización de la banca, para direccionarla  en Producción Nacional. No a la importación de productos terminados, piezas, repuestos  y alimentos que pueden ser fabricados en el país. La prioridad del país no son los beneficios para los importadores, comerciantes, banqueros, militares y burócratas de las instituciones públicas.

Los diputados, si son representantes del pueblo,  no pueden tener un salario mayor al salario promedio de un trabajador calificado.  Aumento de impuestos a las ganancias, a mayor ganancia mayor impuesto

3. Avanzar más en el Estado de Bienestar Social

Darles rango constitucional a las misiones significa eliminarlos como fundaciones y pasar a institutos autónomos o directamente al tren ministerial,  aboliendo la condición de a sus trabajadores de tercerizados.

4. Potenciar el Funcionamiento del Sistema de Justicia y Protección del Pueblo.

No se trata de seguir elevando la inmaculada concepción tanto de los jueces como de los corruptos, que están asociados,  para acabar con la impunidad de ambos se requiere jueces elegidos popularmente, por períodos de tiempos moderados y revocables en todo momento.

5. Nuevas formas de democracia participativa.

El Poder Popular, la soberanía, el poder constituyente, son unos bluff, sino tenemos el control a través de la propiedad sobre los medios de producción no podemos tener el poder. La planificación y la rendición de  toda  gestión, sobre todo de los servicios públicos, no solo deben dejar de ser secretos, sino publicados regularmente para acceso de todos los venezolanos.

El control obrero sobre la producción y sobre los libros de la administración son indispensables, además los obreros deben ser elegidos en asamblea, rendir cuentas y ser revocables por la misma asamblea. Las Comunas en particular su presupuesto, no depender de la dádiva a discreción de un funcionario, deben ser autónomas.

Por el derecho a Huelga. Restablecer el ejercicio del derecho de huelga, para conquistar los requerimientos de los trabajadores, ante los abusos y las arbitrariedades de los patronos, no más dilataciones por parte de las inspectorías  y los tribunales del trabajo, no a la conciliación obligatoria. Por la Libertad Sindical. No a las trabas que imponen para los registros de las organizaciones y las  elecciones sindicales. Fuera la intervención del CNE y el RNOS en las organizaciones sindicales No a la criminalización de la protesta laboral y social  Por la eliminación de las leyes que coartan la libertad de protestar. Libertad  inmediata para los trabajadores que sufre de este atropello.

6. Política Exterior Soberana.

Es imperiosa y urgente la nacionalización del comercio exterior, ante la baja de las importaciones, por ausencia de divisas y la falta de producción nacional, para determinar qué se debe importar de acuerdo a las prioridades del país. El enriquecimiento de unos privilegiados a través del negocio de importación, junto a  escasez, ventas con sobreprecios de los productos, solo conduce a terminar de hundir al país.

No al pago de la deuda externa, además de revertir esos recursos en inversiones para el país, tengamos en cuenta que tanto  la vieja como la nueva deuda externa se obtiene para favorecer a los importadores a quienes se le entregó  divisas para su enriquecimiento, así como a la burguesía parasitaria que siempre ha desangrado al país. Igualmente exigimos se muestre la lista de las “bien llamadas empresas de maletín”, así como de los que en la gestión cambiaria favorecieron a estas empresas en actos de corrupción, ya es tiempo de limpiar la casa empezando por aquellos que han dilapidado los recursos de la renta petrolera.

7. Carácter pluricultural de la Patria. Identidad Cultural y una Nueva Venezolanidad.

La autodeterminación de los pueblos originarios pasa por no violar ni mucho menos explotar sus espacios y respetar su autonomía.

8. Garantizar la estabilidad futura.

Control auténtico por parte de los trabajadores en la producción. Es indispensable el control de los trabajadores sobre la gestión de las empresas expropiadas, que son bastante y han fracasado, a tal punto que  de servicio o de producción están paralizadas, inservibles o con poca producción, tanto por la dependencia tecnológica como por una gerencia burocrática. Los trabajadores para el control  deben ser electos en asambleas, revocables y rendir cuentas, el fin es impulsar un desarrollo armónico e integral, de acuerdo a las necesidades del país. No a la intervención o imposición de la gerencia de personas extrañas al proceso productivo, incluido los militares que con el mando y las órdenes violan la democracia más elemental de procesos netamente civiles. Abajo la corrupción. Fuera elementos extraños a los reclamos laborales internos de las empresas.

Por una milicia popular autónoma. Que responda directamente a las comunidades, a los trabajadores en las fábricas, a los trabajadores y las comunidades en el campo, la milicia también tienen derecho integral de los beneficios económicos y sociales para su sustento y el de sus familias.

9. La preservación de la vida y la especie humana.

Aumento General de sueldos y salarios de acuerdo al índice de inflación anualizada, e imponer la escala móvil de salarios, de acuerdo al aumento el costo de la vida, hasta alcanzar un salario que cubra las necesidades fundamentales del pueblo, además de crear procesos de seguimiento y control. El objetivo es centrarnos en un salario mínimo suficiente para cubrir la cesta básica familiar. Por el pase inmediato de la  cesta ticket a salario. Para tener amplitud del efectivo y la inclusión de ese beneficio para las vacaciones, aguinaldos y utilidades de los trabajadores.

El presupuesto del Estado debe dejar de ser una herramienta de perpetuación de la explotación capitalista. Para ser direccionado en función de un desarrollo armónico e integral del país, el gas y la petroquímica son dos ramas derivadas de la explotación petrolera que pueden ser la industria de punta en este sentido, así como también la producción agrícola ventajosamente aprovechable mediante la energía solar ante la ubicación del país en el trópico.

En cada lugar de trabajo, sindicatos combativos, trabajadores de base, se debe llamar a asamblea para debatir las propuestas locales, regionales,  nacionales, para llevar a la calle con movilizaciones y actos públicos un plan de lucha y una transformación social desde una perspectiva clasista.

No sólo ofrecer una propuesta respecto de las reivindicaciones más inmediatas de los obreros respecto al salario, condiciones laborales, y la recuperación de sindicatos dominados por la burocracia. Además, da la oportunidad de involucrarse en el desarrollo de nuestra propia fuerza política, eligiendo nuestros candidatos a la ANC,  e impulsando un frente único, no sólo en la cuestión sindical, para enfrentar  luchas que nos exceden por estar aislados y poder dar los golpes necesarios para derrotar el ajuste.

Una asamblea constituyente originaria, soberana con poder es un paso adelante hacia un gobierno de los Trabajadores.

José Capitán


No hay comentarios:

Publicar un comentario